RESOLUCION DG 1073 DE 2003

(septiembre 12)

Diario Oficial No. 45.319, de 23 de septiembre de 2003

 

Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca

 

Por la cual se adopta el manual de normas y procedimientos para la gestión de aceites usados en el área de jurisdicción de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, CAR.

 

El Director General de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, CAR, en uso de sus facultades legales, en especial las conferidas por la Ley 99 de 1993, Acuerdo 018 de 2002 del Consejo Directivo de la CAR, y

 

CONSIDERANDO:

 

Que la Carta Política en materia ambiental, establece deberes para el Estado y los particulares que no pueden ser desconocidos. Es así como el artículo 8º, consagra la obligación del Estado y de todas las personas de proteger las riquezas culturales y naturales de la Nación; el artículo 79, reconoce el derecho a gozar de un ambiente sano e impone al Estado el deber de proteger la diversidad e integridad del ambiente; el artículo 80, señala que el Estado deberá planificar el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales, prevenir los factores de deterioro ambiental y exigir responsabilidad por los daños causados; el artículo 95 numeral 8, dispone que es deber de todo ciudadano, proteger los recursos culturales y naturales del país y velar por la conservación de un ambiente sano; el artículo 333 ordena a la ley delimitar la libertad económica cuando así lo exijan el interés social y el ambiente;

 

Que el Congreso de Colombia mediante la Ley 253 de 1996, aprobó el Convenio de Basilea, sobre el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación, en la que se consagra el principio del manejo ambiental racional de los desechos peligrosos debi damente clasificados en el anexo 1 de la misma, dentro de los cuales se incluyen los aceites usados;

 

Que la Ley 430 de 1998, por la cual se dictan normas prohibitivas en materia ambiental, referentes a los desechos peligrosos y se dictan otras disposiciones, dispone en su artículo 12 que se permitirá la utilización de aceites lubricantes de desecho para la generación de energía eléctrica con el cumplimiento de las condiciones y requisitos que establezca la autoridad competente;

 

Que a través del Decreto 321 del 17 de febrero de 1999, se creó e implementó todo el Sistema Nacional para la Prevención y Atención de Desastres (SNPAD) y el Plan Nacional de Contingencias contra Derrames de Hidrocarburos, Derivados y Sustancias Nocivas, a través de los cuales se establecieron herramientas de coordinación interinstitucional entre las entidades de prevención y atención de desastres, las autoridades ambientales y el sector industrial;

 

Que a través de las Resoluciones 189 de 1994 y 415 de 1998, el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial reglamentó y desarrolló los principios contenidos en la Convención de Basilea, adoptando regulaciones para impedir la introducción al territorio de residuos peligrosos entre los que se cuentan los residuos tóxicos como los contenidos en los aceites usados y estableciendo los casos en los cuales se permite la combustión de los aceites de desecho y las condiciones técnicas para realizar la misma, clasificando tales aceites como residuos peligrosos de naturaleza especial;

 

Que en desarrollo del artículo 3º numeral 2 de la Ley 105 de 1993, el Ministerio de  Transporte, mediante Decreto número 1609 del 31 de julio de 2002, reglamentó el manejo y transporte terrestre automotor de mercancías peligrosas por carretera, disponiendo que "El Gobierno Nacional podrá establecer condiciones técnicas y de seguridad para la prestación del servicio y su control será responsabilidad de las autoridades de tránsito";

 

Que de acuerdo con estudios técnicos adelantados por el Gobierno Nacional y siguiendo las actuales tendencias mundiales, es necesario minimizar la generación de residuos peligrosos evitando que se produzcan o reducir sus características de peligrosidad; diseñar estrategias para estabilizar la generación de residuos peligrosos en industrias con procesos obsoletos y contaminantes; establecer políticas e implementar acciones para sustituir procesos de producción contaminantes por procesos limpios; inducir la innovación tecnológica o la transferencia de tecnología; reducir la cantidad de residuos peligrosos que deben ir a los sitios de disposición final mediante el aprovechamiento máximo de las materias primas, energía y recursos naturales utilizados; generar la capacidad técnica para el manejo y tratamiento de los residuos peligrosos que necesariamente se van a producir a pesar de los esfuerzos de minimización y disponer los residuos con el mínimo impacto ambiental y a la salud humana, tratándose previamente, así como a sus afluentes antes de ser liberados al ambiente;

 

Que de acuerdo con los propósitos señalados, y debido a la magnitud del problema ocasionado por el manejo y disposición inadecuada de los aceites usados, es de especial interés para la CAR, contar con el instrumento de carácter técnico y ambiental denominado "Manual de Normas y Procedimientos para la Gestión de Aceites Usados", el cual debe ser ampliamente divulgado y conocido por los diferentes actores comprometidos en su gestión, en virtud a que la implementación de planes y programas, tendientes a lograr un apropiado manejo, recolección, transporte y aprovechamiento de este residuo, se traducirá en grandes beneficios económicos, energéticos, ambientales y sociales por la liberación de energéticos tradicionales que pueden ser exportados, por la opción de una nueva alternativa de disposición, por la remoción de contaminantes especialmente los metales pesados y por la generación de un mercado formal que elimine su carácter de residuo peligroso, fomentando así la participación de los diferentes actores para su recuperación, acopio y tratamiento;

 

Que en mérito de lo expuesto,

 

RESUELVE:

 

Artículo 1º. Adoptar el documento denominado "Manual de Normas y Procedimientos para la Gestión de Aceites Usados" como una herramienta de carácter técnico y ambiental que ha de servir a todos y cada uno de los actores que intervienen en la cadena de la generación, el manejo, el almacenamiento, la recolección, el transporte, la utilización y la disposición de los denominados aceites usados, en el área de jurisdicción de la CAR, el cual está orientado a minimizar los riesgos, garantizar la seguridad y proteger la vida, la salud humana y el medio ambiente.

 

Artículo 2º. La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación.

 

Publíquese y cúmplase.

 

Dada en Bogotá, D. C., a 12 de septiembre de 2003.

 

El Director General,

 

Darío Londoño Gómez.

 

La Secretaria General y Asuntos Legales,

 

Ana Milena Corredor Carvajal.